Blog Villa Catalina

09/04/2015

Cómo hacer un jardín vertical

Cómo hacer un jardín vertical

Un jardín vertical es una pared de cultivo en la que se colocan de manera estratégica diferentes plantas, tanto de interior como de exterior. Es perfecto si tenés poco espacio, ya que podés sembrar desde flores de colores hasta hierbas aromáticas, que luego podrás utilizar en la cocina. Para saber cómo armar un jardín vertical, no dejes de leer el siguiente artículo.

Jardín vertical con varas de bambú
Para construir tu jardín vertical, fijate primero cuál es el estado de la pared donde vas a colocar las plantas y sacale todo aquello que pueda estorbar en su crecimiento. Vas a precisar varias varas de bambú de largo similar y de un diámetro delgado. También, varas más gruesas y resistentes, un pedazo de soga, macetas (eso va a depender siempre de la cantidad de plantas que quieras poner y del espacio disponible), una sierra pequeña, ménsulas redondas para ajustar las varas a la pared, tierra, piedras, sustrato y semillas.

Cómo proceder
Comenzá uniendo los extremos de las varas más finas de bambú en forma de aro y con la ayuda de un trozo de soga, unilas hasta que queden bien firmes (también podés utilizar pegamento). Tené en cuenta que cada uno de estos aros va a sostener las macetas de tu jardín vertical y, por lo tanto, su diámetro tiene que ser un poco más grande que la base de las mismas para que quepan dentro. Cuando tengas la cantidad de aros de bambú que desees, fijalos de manera perpendicular a las varas más gruesas de bambú de modo tal que las últimas formen una cruz entre ellas. Es recomendable que coloques los aros a una distancia razonable uno del otro, de manera que te permita regar y mantener las plantas en perfectas condiciones.
Cuando ya está todo listo, te quedará amurar la estructura en la pared. Para eso, vas a precisar dos o tres ménsulas por cada vara de bambú, dependiendo del largo de las mismas. Fija dos varas a la pared y ajustalas bien con ayuda de tornillos para que queden firmes y no se muevan.

Preparación de las macetas
Ahora llegó el momento de dedicarte a la jardinería. Empezá por colocar las pequeñas piedras o la granza en la parte inferior de cada maceta. Esto hará que el agua pueda filtrar perfectamente y que no quede en el interior, ya que de esta forma se pudren las raíces. Enseguida, colocá la tierra mezclada con sustrato dejando un poco de lugar en la parte superior. Introducí las semillas y cubrilas con un manto de tierra. Volvé a repetir la operación hasta terminar con todas las macetas de tu jardín vertical. Colgalas en cada uno de los aros de bambú y regalas.

Jardín vertical con canaletas
Vas a necesitar canaletas (pueden ser plásticas o de metal), soportes para sujetarlas a la pared y tapas para colocar en los costados. Comenzá cerrando las canaletas del largo que quieras o del que tu pared lo permita. Con la ayuda de un taladro, perforá donde vas a colocar cada soporte y no te olvides también de hacer pequeños agujeros en la base de las canaletas que servirán para escurrir el agua. Finalmente, colgá cada una de las canaletas en los soportes y cerrá los costados con la ayuda de las tapas. A continuación, procedé del mismo modo que en el ejemplo anterior con las macetas, pero colocando las piedras, la tierra y el sustrato directamente sobre la canaleta.

Dejanos un cometario!

Volver a Blog